Por Sebastián Ospina

Regresar a vivir un clásico después de casi 9 años es muy emotivo y más cuando se enfrenta al eterno rival devolviéndole un clásico de tradición al futbol colombiano.

Las realidades del Deportivo Pereira y de Once Caldas son casi parecidas, sin embargo los matecañas han respirado luego de haber hecho 6 de 6 ante sus adversarios del descenso; mientras que el “blanco blanco” sufre de empatitis y hasta ahora no encuentra el camino del triunfo. Aunque como dicen por ahí: “clásico es clásico” se juega mucho y donde seguramente el espectáculo desde la tribuna estará garantizado con la presencia de ambas hinchadas.

La realidad futbolística del rojiamarillo ha sido buena en estas 6 fechas, pues la huella futbolística de Craviotto es notoria y es un conjunto que posee carácter, le gusta proponer en cualquier cancha y ha sido más fácil corregir mínimamente obteniendo resultados positivos.

Lo contrario pasa con los manizalitas, los dirigidos por Boderth están urgidos de buscar 3 puntos que les de confianza y un respiro de cara a los siguientes juegos de la Liga. Aunque como dicen por ahí: “clásico es clásico” hay ansiedad de lado y lado, pero de lo que si hay plena certeza es que desde la tribuna habrá muy buen ambiente por parte de ambas hinchadas…La responsabilidad es de cada equipo complementar la dosis y mostrar un gran espectáculo en la noche de domingo en el Monumental Hernán Ramírez Villegas

Compartir esto

Compártelo

¡Compártelo en tus redes!